¿Por qué es importante mostrar apoyo incondicional a los hijos?


Como padres de familia muchas veces podemos encontrarnos en situaciones bastante difíciles donde en realidad no tenemos idea de qué hacer o de cómo reaccionar, pues a medida que nuestros hijos van creciendo empiezan a tomar sus propias decisiones, a tener sus propios gustos y a disfrutar de ciertas actividades con las que en muchas ocasiones nosotros no vamos a estar de acuerdo y si no sabemos cómo manejarlo podemos tener en consecuencia grandes problemas que pueden llegar a perjudicarnos y dañar nuestra relación con nuestros hijos, algo que sin duda alguna queremos evitar a toda costa. 

Es muy importante que siempre apoyemos a nuestros hijos en las decisiones que ellos decidan tomar, siempre y cuando seamos realmente conscientes de que estas decisiones no van a perjudicarlos a ellos mismos o a alguna otra persona. Es muy difícil saber diferenciar entre cuando no nos gusta algo porque simplemente no es de nuestro agrado a cuando de verdad sabemos que es algo que les puede perjudicar en un futuro. Un ejemplo de esto y que de hecho es bastante común es cuando se quieren hacer un tatuaje, la mayoría de los padres no está de acuerdo con que sus hijos se tatúen el cuerpo, sin embargo esta es una de las cosas por las que los padres no suelen estar de acuerdo simplemente porque no les parece, porque en realidad que una persona tenga un tatuaje o no, no afecta su salud ni su calidad de vida y tampoco afecta a ninguna otra persona. Si un hijo nuestro ha decidido realizarse un tatuaje pensemos en que realmente no tiene nada de malo y que si de verdad lo quiere podemos apoyarlo, hablando con él, explicándole los riesgos y si a final de cuentas decide a hacérselo, podemos ayudarle a buscar un lugar seguro donde se lo pueda realizar, para que de verdad su salud no corra ningún peligro. A final de cuentas sabemos que ahora existen muchas técnicas de eliminación de tatuajes que pueden ayudarnos a deshacernos de los tatuajes de forma rápida y segura. 

En cambio existen otro tipo de decisiones que pueden llegar a perjudicarlos  a ellos o a otras personas, por ejemplo que decidan participar en algún crimen o que comiencen a utilizar drogas o cualquier otro tipo de actividad que de verdad ponga en riesgo su salud y su calidad de vida, sin embargo si esto no es así, no tenemos ningún motivo por el cual preocuparnos. 

De ahí en fuera es importante que siempre busquemos apoyar a nuestros hijos, pues si no lo hacemos nosotros ¿quién más lo hará? Nosotros los trajimos al mundo y es nuestro deber enseñarles lo mejor que podamos cómo es que pueden llevar una vida de calidad adecuada, porque los queremos y porque obviamente que lo que más deseamos es poder tener una buena relación con ellos. Como nosotros los tratemos desde sus primeros días de vida es como ellos van a esperar que los demás los traten, así que si nosotros les damos todo el apoyo y cariño necesario, no esperaran menos de otras personas y eso les facilitará mucho la vida, pues sabrán cuánto valen y no se conformarán con menos.