La importancia de las citas románticas


Muchas veces cuando recién nos enamoramos sentimos que queremos hacer todo por la otra persona, queremos hacer todo por la persona que queremos, tenemos todos los detalles y procuramos hacerles saber constantemente  lo mucho que significan para nosotros, planeamos citas románticas, les damos regalitos y más. Sin embargo algo que es muy común, es que a medida que la relación va avanzando, tal vez por cuestión de costumbre o de comodidad, empezamos a perder todos estos detalles. 

Para los hombres, esto no suele ser muy importante, ya que la mayoría de ellos no prestan atención a este tipo de cosas, sin embargo con las mujeres es diferente, al menos con la mayoría, por eso empiezan a presentarse problemas a medida que la relación avanza, porque los hombres dejan de prestar tanta atención y pierden los detalles que enamoraron a las mujeres en un principio, por lo que la relación se va enfriando, empiezan las peleas, los reclamos, la inconformidad y poco a poco la relación se va deteriorando hasta que de plano ya no queda nada más por hacer. 

El problema con esto, es que muchas veces ni siquiera nos damos cuenta cuando todo esto empieza a suceder, y por ende no podemos hacer nada para detenerlo, hasta que ya es demasiado tarde y todo terminó. Cuando de verdad queremos a alguien esto es lo último que queremos que pase, por eso es importante que aunque ya llevemos mucho tiempo en una relación, sigamos buscando tener esos detalles que sabemos que tanto le gustan a nuestra pareja, que planeemos citas románticas y hagamos planes que sabemos que los harán feliz, todo con el fin de no caer en la rutina. 

Uno de los detalles más bonitos que podemos tener por nuestra pareja es una cena romántica creada totalmente por nosotros, donde les demostremos lo mucho que nos importa y lo mucho que hacerla feliz. Qué mejor forma de demostrarlo que cocinándoles nosotros mismos un platillo que sabemos que les encanta, comprando todos los ingredientes, buscando las recetas, comprando todo lo necesario para decorar, buscando una distribuidora de veladoras para amenizar la noche, unas flores, un vino, un postre y todo lo que sabemos que le puede gustar a nuestra pareja. 

Como otra opción podemos planear un día de paseo, a un lugar donde sabemos que nuestra pareja tiene muchas ganas de ir y ahí encargarnos de que se sienta contenta y pase un día increíble, cumplirle todos sus deseos una vez, tal vez al mes no nos va a quitar absolutamente nada, al contrario nos dará la satisfacción de saber que nuestra pareja está contenta y esto ayudará a fortalecer la relación, a que el amor entre los dos siga floreciendo y pueda crecer más y más día con día. 

Tenemos que darnos cuenta de que es totalmente normal y bueno prestarle la atención debida al amor y que si queremos que funcione tenemos que esforzarnos día con día en sentirnos bien para poder estar contentos y de esta forma hacer que nuestra pareja esté contenta también. No menospreciemos el poder de las citas románticas en las relaciones estables.